abril 13

2 comments

Enfermeras con alteraciones emocionales


Las enfermeras con alteraciones emocionales rinden menos puesto que no tienen habilitadas o no hacen un buen uso de sus mecanismos internos para hacerse cargo de lo que la situaciones vividas les indican que necesitan para sentirse bien.

Hay momentos en los que el estado emocional se te escapa de las manos y desborda tu capacidad de autodominio. Cuando vives dominada por y bajo el impulso de tus estados emocionales pasas en cuestión de minutos de la depresión a la alegría y la excitación, o de la envidia a los celos, o de la risa al llanto o del odio al amor, de la ira a las caricias.

 

Asistes a un desequilibrio emocional capaz de destrozarte y dejarte sin saber a qué atenerte contigo misma ni a qué tienen que atenerse los demás contigo

Como enfermera tienes este tipo de sensaciones en tu día a día y esta constante variación en el estado de ánimo puede suponer un riesgo para tu salud y bienestar mental.

Si te preguntas cómo detectar estas alteraciones, y sobre todo, cómo gestionarlas, sigue leyendo.

Como decía, las enfermeras con alteraciones emocionales tienen una inestabilidad que se caracteriza por la notable variación en sus estados de ánimo. Las variaciones en el estado de ánimo no se corresponden siempre con la naturaleza ni la intensidad de los acontecimientos.

Emociones y estados de ánimo son dos ámbitos diferentes, y aunque están relacionados, unas se pueden alterar sin las otras o ambas a la vez.

Cómo detectar las alteraciones emocionales de las enfermeras

Aunque los síntomas de las alteraciones emocionales de las enfermeras pueden variar en cada una, hay patrones de conducta que suelen ser comunes. Presta atención si tienes:

Estados de euforia

Tienes una gran motivación, una actitud optimista y te sientes capaz de alcanzar cualquier meta que se proponga.

Tristeza y apatía

Presentas desgana y pérdida del interés, y se cruza la angustia con la irritabilidad.

Intolerancia a la frustración

Te cuesta controlar las emociones y tienes una gran susceptibilidad, sumado a una baja autoestima e inseguridad.

Incapacidad para ser constante en el tiempo

Estás motivada por sacar adelante tus proyectos pero los deja sin terminar.

Dificultad para separar los problemas

No sabes separar tus problemas personales de otras áreas u ocupaciones como los estudios o el trabajo.

Los biorritmos no funcionan con equilibrio en las enfermeras con alteraciones emocionales

Date cuenta si te cuesta pensar con claridad, o tomar decisiones sencillas, si las situaciones se te hacen inabarcables, o la forma en la que te afectan las adversidades está desproporcionada.

Fíjate en tu pensamiento si los demás tienen la culpa de tus males, o tienen algo en contra tuya, es decir tu pensamiento se altera y distorsionas la realidad con mayor facilidad.

Observa si tu estado de ánimo para realizar actividades de la vida cotidiana es bajo, y tu nivel de energía para tener ilusión por tus proyectos, es deficiente, te irritas o lloras con facilidad, y te parece que tus problemas no tienen solución.

Si eres enfermera y te ocurren estas cosas, es que tienes las emociones alteradas, y es momento de pensar en hacer algo para poner solución, y evitar que la cosa vaya a más

Principales causas de las alteraciones emocionales en las enfermeras

  • Ansiedad por las prisas con las que se tienen que hacer las tareas con poco medios.
  • Estrés por la sobrecarga de pacientes a tratar y la gran responsabilidad que ello supone.
  • La depresión por la impotencia de no poder salvar alguna vida.

Frustración, impotencia y rabia

  •  Frustración de no llegar a los objetivos marcados, sobre todo si de ello dependen incentivos económicos.
  • Impotencia para expresar la rabia ante ciertas tareas que te indican realizar tus superiores o algún médico, para        el paciente, y que ves sin sentido o innecesarias, y no te puedes negar.
  • Tristeza ante la pérdida de pacientes a cuyo cuidado has estado dedicadas.
  • Miedo por las condiciones de inestabilidad en su trabajo.

Cómo cuidarse las enfermeras con alteraciones emocionales 

Para empezar, ten en cuenta que las emociones se sienten en el cuerpo. Son como reacciones que surgen físicamente en una situación ante un conjunto de estímulos, internos o externos,  e informan de si tus necesidades personales están cubiertas o no.

Las emociones constan principalmente de tres elementos:

  1. Su origen, surgen desde nuestro interior, no por mera observación. Por ejemplo: rabia.
  2. La respuesta corporal. Por ejemplo: puntada en el estómago.
  3. La expresión de las mismas. Por ejemplo: gritar.

Un ejemplo de cómo se desencadenan las emociones:

En presencia de un evento (la supervisora te grita”) interpretas la situación de acuerdo a tus creencias (“nunca voy a hacer nada bien”):

  1. Entonces surge tu emoción (frustración, ansiedad, rabia, etc.) como consecuencia de lo que sientes con tu interpretación del evento.
  2. Después surgen sensaciones en el cuerpo (tensión, acidez, sudor de manos, etc.)
  3. Luego, tomas una acción (comportamiento) basada en tus creencias (salir con un portazo, llorar, etc.)

Utiliza tu cuerpo para identificar tus emociones

Cuando prestas atención a las sensaciones del cuerpo, puedes saber qué tipo de emoción estás teniendo.

Las reacciones corporales derivadas de las emociones informan del grado de satisfacción de tus necesidades. Si las necesidades están cubiertas, tienes sensaciones agradables, y si están insatisfechas, son desagradables

Las alteraciones emocionales de las enfermeras también se detectan en el cuerpo

Ayúdate observando la reacción instintiva o el impulso natural que notas cuando vives una experiencia, es decir, lo que te entran ganas de hacer, para saber en qué tipo de emoción estás.

Los tipos de reacciones que puedes tener son:

  • De sociabilidad, conlleva afecto
  • Expansiva, conlleva alegría
  • De alarma conlleva miedo
  • Afligida conlleva tristeza
  • De rebeldía conlleva rabia

Usar la parte positiva de las emociones naturales evita las alteraciones emocionales

Para empezar, aprende a ajustarte a la realidad de lo que has vivido, para ajustar tu reacción y hacerla proporcionada. Dale el nombre correcto a la emoción que tienes, según su intensidad.  

Después conecta con tus sensaciones y haz lo que el cuerpo te pida, así le ayudarás a liberar la tensión. Sin esa tensión, tu mente puede razonar y decidir mejor.

Qué se puede hacer

Miedo

Es la emoción más primaria, respuesta frente a una amenaza o peligro. Activa comportamientos de huida o ataque. Puede salvar la vida de la persona. No sentirlo podría llevar a diversos grados de autodestrucción (el realmente valiente es el que actúa a pesar de sentir miedo).

  • Función positiva: nos protege de la vida, de la muerte y de situaciones peligrosas.
  • Función negativa: nos paraliza, cuando dejamos de hacer cosas por el miedo.
  • Antídotos del miedo: la información, a demanda del que padece el miedo, porque se teme a lo desconocido.
  • Canal de expresión verbal: habla de lo que te asusta con alguien de tu confianza que te aporte seguridad interna y contención. Cuando lo que asusta sale fuera de tu cabeza, asusta menos. Da miedo por desconocido, por tanto, pide información al respecto, pero que no te den más de la que necesitas.
  • Forma de neutralizarlo: tendrás que hacer cosas del tipo salir corriendo, quedarte parada, pasar desapercibida, (en sentido real o figurado).
  • Emociones del grupo con diferente intensidad: susto, inseguridad, incertidumbre, temor, pánico, pavor

Rabia

Emoción más fuerte físicamente, la que tiene más energía. Sirve para defendernos, poner límites, demostrar lo que nos molesta. Desencadena comportamientos agresivos.

  • Función positiva: actúa como motor de arranque, si se sabe canalizar.                 
  • Función negativa: es corrosiva y desencadena el resentimiento o el rencor, cuando no se expresa a tiempo.
  • Canal de expresión: físico.
  • Forma de neutralizarlo: para liberar la tensión tendrás que hacer cosas como morder, dar puñetazos a objetos, romper periódicos, dar patadas, el grito gutural, que saca la energía del plexo solar.
  • Emociones del grupo con diferente intensidad: molestia, irritabilidad, coraje, enojo, enfado, cólera, furia

Normas para expresar la rabia de forma saludable y liberadora: 

  1. No hacerse daño a uno mismo
  2. No hacer daño a los demás
  3. No destruir objetos valiosos

Tristeza

Permite curar las heridas psicológicas causadas por el daño de las pérdidas: ya sean de seres queridos, objetos, cargos, trabajos, belleza física, ilusiones, proyectos etc... generando un comportamiento melancólico, pasivo, de añoranza y resignación.

  • Función positiva: ayuda a curar las heridas psicológicas del pasado: como el daño por arrancamiento (desarraigo físico o emocional); las pérdidas por muerte de seres queridos;  las ausencias físicas de los padres, que causan profunda sensación de abandono en la infancia); daño por abusos (psicológicos, físicos o sexuales)
  • Función negativa: cundo la tristeza se convierte en culpa, es decir, en sentimiento de culpa por no haber hecho lo que se tenía que hacer. La culpa no es necesaria para vivir, es un obstáculo muy potente que nos impide progresar y resolver las situaciones.
  • Canal de expresión: llanto.
  • Formas de neutralizarlo: tendrás que hacer cosas de tipo, esconderte, hacerte pequeñita, que nadie te moleste, meterte en una cueva, aislarte. También meterte en un lugar aislado donde te sientas segura, a ratos sola, y a ratos acompañada para llorar sin ser juzgada o coartada. El llanto se produce por rachas, en silencio, sin dramas ni victimización. Las rachas son cada vez son más espaciadas y menos intensas, como en un drenaje. Hay actitud interna de aceptación de los hechos y las circunstancias.
  • Emociones del grupo con diferente intensidad: morriña, melancolía, pena, pesar, depresión.

Afecto o pasión

Da lugar a conductas que llevan al acercamiento y favorecen la intimidad. Sirve para indicar la atracción emocional entre las personas, cargando la "batería", estableciendo interrelación de caricias, de protección y de apoyo, determinando y manteniendo nuestras relaciones más profundas.

emoción de afecto
  • Función positiva: su expresión es imprescindible para el crecimiento de cualquier persona.
  • Función negativa: la expresión de un falso afecto, como si te digo que te quiero, pero no lo siento. Cuanto más afecto doy más obtengo.
  • Canales de expresión: se puede utilizar cualquiera de los sentidos, para expresarse.
  • Formas de neutralizarlo: dar caricias, abrazos, escribir notas afectuosas, ser tierna, tener gestos cariñosos, tocar y hablar con delicadeza.
  • Emociones del grupo: cariño, estima, aprecio. amor

Alegría

emoción alegría

Da una sensación de bienestar, de seguridad. Abarca muchos tipos de comportamientos. Sirve para activar comportamientos de gozo y disfrute, de entusiasmo y entrega a la situación que se está viviendo.

  • Función positiva: ayuda a alcanzar y a disfrutar de las metas, y aporta plenitud y satisfacción vital. Es auténtica cuando aparece ausente de estímulos.
  • Función negativa: cuando se transforma en euforia o manía, es decir, se expresa alegría, pero no es real.
  • Canal de expresión: risa.
  • Formas de neutralizarlo: reír, saltar, aplaudir, correr, bailar, divertirse, celebrar.
  • Emociones del mismo grupo: diversión, euforia, gratificación, contento, satisfacción.

Conclusión

Todas las emociones se sienten en un continuo, en cada situación aparecen todas, en forma secuencial, y para que no aparezcan alteraciones emocionales en las enfermeras, todas se tienen que expresar en su intensidad adecuada.

También es importante comprender que todas las emociones tienen sus raíces en lo biológico, y por, por tanto, sin el adecuado control la parte adulta de la personalidad pueden llevar a conductas inadecuadas e ineficaces.

Y tú, ¿en qué situaciones ves que se alteran más tus emociones? ¿Qué haces cuando te pasa? Cuéntamelo en los comentarios, me encanta que compartas conmigo tu experiencia. 

Nos encontramos en el siguiente artículo.

Un saludo

Ana Eló

0
(0)

¿Me dices que te ha parecido este contenido?

¡Dame tu valoración!

Calificación 0 / 5. Votos: 0

Por favor… ¡para mi es muy importante!

Si este contenido te ha resultado útil

¡Comparte el articulo en tu red social favorita!

¡Oh! siento que el articulo no halla cumplido con tus expectativas

¿Me cuentas que has echado en falta?

¡Tu feedback me ayuda a mejorar!

!Comparte este artículo si te ha gustado!

Ana Eló

Sobre la autora de este artículo

Enfermera experta en gestión y equilibrio emocional. Ayudo a enfermeros y otros profesionales sanitarios que tienen malestar porque se sienten frustrados o han perdido la motivación. Les acompaño a tomar conciencia, retomar su poder personal y a volver a disfrutar plenamente de su vida y de su profesión.

Si lo deseas, puedes publicar tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados

  1. considero que en estos días que vivimos las emociones se encuentran a flor de piel y mezclamos sentimientos que pueden ir desde la tristeza hasta la rabia, por lo que éste artículo puede ayudar a gestionar las emociones en un centro de trabajo que a fecha de hoy está viviendo el estrés de una forma muy alarmente.

    1. Hola María José.

      Muchas gracias por tu comentario.

      Precisamente la gestión de las emociones es clave en situaciones donde el estrés está desbordando la capacidad de repuesta adaptativa que se puede tener en situaciones más normales. Saber identificar lo que te pasa, es muy importante, para sentir que tiene solución.

      Tomarlo en cuenta y considerar la búsqueda de ayuda profesional si no sabes hacerlo sola, son las cosas que más pueden beneficiarte y hacer que tú y tus compañeros, volváis a tener la motivación adecuada, a recuperar la ilusión y sobre todo, las riendas de tu vida.

      Un abrazo

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

Otros artículos del Blog

__CONFIG_group_edit __ {} __ CONFIG_group_edit__
__CONFIG_local_colors __ {"colors": {"- tcb-skin-color-4": "Bunker", "- tcb-skin-color-19": "Enlace Agua", "- tcb-skin-color-0": "Azul real"}, "degradados": {}} __ CONFIG_local_colors__

Suscríbete a mi newsletter

__CONFIG_colors_palette __ {"active_palette": 0, "config": {"colors": {"45098": {"name": "Acento principal", "parent": - 1}, "732c7": {"name": "Accent Light", "parent": "45098", "lock": {"lightness": 1, "saturation": 1}}}, "gradients": []}, "palettes": [{"name" : "Predeterminado", "valor": {"colores": {"45098": {"val": "rgb (47, 138, 229)", "hsl": {"h": 210, "s": 0,77, "l": 0.54, "a": 1}}, "732c7": {"val": "rgb (243, 246, 249)", "hsl_parent_dependency": {"h": 209, " s ": 0.33," l ": 0.96," a ": 1}}}," degradados ": []}," original ": {" colores ": {" 45098 ": {" val ":" rgb ( 47, 138, 229) "," hsl ": {" h ": 210," s ": 0.77," l ": 0.54," a ": 1}}," 732c7 ": {" val ":" rgb (243, 246, 249) "," hsl_parent_dependency ": {" h ": 209," s ": 0.33," l ": 0.96," a ": 1}}}," gradientes ": []}}] } __ CONFIG_colors_palette__
__CONFIG_colors_palette __ {"active_palette": 0, "config": {"colors": {"cf6ff": {"name": "Main Color", "parent": - 1}, "73c8d": {"name": "Acento oscuro", "padre": "cf6ff"}}, "degradados": []}, "paletas": [{"nombre": "Predeterminado", "valor": {"colores": {"cf6ff" : {"val": "var (- tcb-skin-color-0)"}, "73c8d": {"val": "rgb (143, 255, 182)", "hsl_parent_dependency": {"h": 141, "l": 0.78, "s": 1.42}}}, "degradados": []}}]} __ CONFIG_colors_palette__
Enviar

Recibe tu primera sesión GRATIS

Si estás decidida a mejorar en tu vida dejando atrás ese lastre que te impide avanzar.

Accede al formulario y reserva ahora tu sesión de exploración gratuita.

Comienza por aquí y accede gratuitamente a la guía:

Guía completa de Introducción a la Meditación para el Equilibrio Emocional

Descarga el PDF con los pasos para acceder a tu interior, Luego ve al vídeo y transforma tus emociones negativas en herramientas de poder.

Seguro que tienes mucho que contarme

Estoy por aquí, puedes escribirme cuando quieras

Tu nombre*
Tu email*
Mensaje*

Responsable: Ana Eló     Finalidad:  Resolver consultas y envío de información Legitimación:  Consentimiento del interesado. Destinatarios: Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. En todo caso, los datos que nos facilitas están ubicados en servidores cuya sede se encuentra dentro del territorio de la UE o gestionados por Encargados de Tratamiento acogidos al acuerdo “Privacy Shield”. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. Para más información consulta nuestra política de privacidad.